Experimentaclub/blog

En Experimentaclub te proponemos: Arte Oído

Músicas experimentales, arte sonoro y un poco de punk





Archive for the ‘Miguel Álvarez-Fernández’ tag

Conferencia y coloquio para debatir pasados, presentes y futuros de la música experimental

without comments

Ayer fue jornada de reflexión. En el Aula 1 de CaixaForum Madrid, donde unas horas antes Ferran Fages se había encerrado con sus alumnos del taller para investigar sobre la improvisación sonora, abrimos las puertas para verbalizar esas ideas que sobrevuelan este festival.

Unos minutos pasadas las siete de la tarde José Manuel Costa, periodista (dirigió la primera sección de Culturas del diario Público y tiene un programa en Radio Nacional del que ya os hemos hablado, Vía Límite), musicólogo y programador, imaginamos que entre otras muchas cosas del activismo sónico. Su conferencia se titulaba “Pasado y presente de la música experimental”, nada menos. Algo que, como contó que alguien le dijo, daba para cien horas lectivas y que, en cambio, debía resumir en una hora.

Como tal cosa era imposible, Costa nos habló de nomenclaturas para situar el marco de esto que nos ha traido hasta aquí. Qué es y qué no es experimental. Porqué lo llamamos de una manera o de otra. La conclusión de Costa es muy curiosa y lo explica también en el siguiente vídeo: ¿que el director de un centro de arte quiere hacer una programación de experimentación musical pero no le encaja si lo llamamos música? Pues no se preocupen, lo llamamos arte sonoro y listos. ¿Que en Alemania llaman música electrónica a algo que no está hecho con instrumentos electrónicos? ¡No pasa nada si con ese reclamo se llaga a un público mayor!

Dijo el divulgador que a él le gusta acudir, lo primero de todo, a la RAE:

3. adj. Que tiende a la búsqueda de nuevas formas estéticas y de técnicas expresivas renovadoras. Música experimental. Apl. a pers., u. t. c. s.

Esa es la definición de “experimental” que nos ofrece el Diccionario de la Academia, que consta de la curiosidad de aportar “música experimental” como ejemplo de uso. El problema es que, así lo definió él, ese ejemplo es un teaser sin película. El DRAE nos dice que tal cosa como la “Música experimental” existe, pero no nos la define.

Para José Manuel, así como para otros presentes en la sala, como Juan Antonio Lleó, es claro que lo experimental no es un género sino “una actitud”. Y, en contra de muchos, no puede ser un movimiento pasado ni presente puesto que es expansivo en el tiempo y en el espacio. No puede ser un género porque es transversal. No puede ser un estilo porque comprende muchos estilos.

Tras dejar claro que es imposible acotar las definiciones, el ponente cimentó los orígenes en Adorno y pasó, en una tercera parte de su exposición, a recordarnos el peligro que acecha a la investigación musical debido a los recortes en la misma base de la educación. Poco antes, la gran marea verde caminaba por delante de nosotros en el Paseo del Prado.

Asimismo, también se apuntó las carencias de la crítica, una tarea asumida en cierta forma por los programadores, que tampoco son gentes especialmente doctas, en muchos casos son conocedores musicales que tienen, como el mismo Costa, un programa de radio.

El debate se expande cuando un ahora después suben al estrado Javier Piñango, Miguel Álvarez-Fernández y Oriol Rosell, acompañando a Costa. Piñango, que ejercerá de moderador, pone sobre la mesa el disco editado por la netlabel de Edu Comelles Audioatalaia titulado Desde la Atalaia, la referencia 50 de su sello compuesta por cuatro discos recopilatorios del panorama experimental actual en España. Para Javier, ese puede ser un punto de partida del Experimental hoy.

Oriol no está de acuerdo con ese disco como ejemplo exacto de lo que está ocurriendo en España y lo ve, quizá, demasiado centrado en algunos estilos, como el de las field recordings, a pesar de que él mismo aporte un tema al recopilatorio. Por otro lado, y en el ring de las definiciones, Rosell, a quien veremos en concierto este viernes con L’Eix, apuesta por “músicas raras” porque prefiere ir a lo simple. Simple, pero en realidad no tanto, porque define raro como culauiqer discurso extraño al de la tradición. Lo cual conduce a la mesa a un debate sobre si sigue siendo experimental aquello que se hace bajo el formalismo de lo experimental. Experimentar debería ser no conocer lo que viene a continuación y, en muchos casos supuestamente titulados experimentales sí lo sabemos.

Miguel Álvarez-Fernández aunque es academicista, es también un apasionado crítico y en la recta final del debate culpa a la “izquierda descafeinada y sus industrias culturales” de no haber sabido apostar por discursos ideológicos verdaderamente radicales. Aunque no lo dijo en ese momento (pero luego sí en el bar) estaba realizando una crítica a la llamada Cultura de la Transición. La CT tiene la culpa de que la ideología se escriba en los anuncios de Coca-Cola (el ejemplo es de Miguel) y no en nuestras apuestas culturales.

Si queréis más detalles comprimidos en 140 caracteres sobre el desarrollo del debate, los tenéis bajo la etiqueta #arteoido de Twitter en los tuits del 22 de mayo o en la cuenta @experimentaclub.

Para terminar, un repaso al álbum de fotos del día, que lo tenéis colgado en Flickr y bajo CC, al igual que este blog y nuestros vídeos:

Written by Elenac

mayo 23rd, 2012 at 11:53 am

El mítico Espacio “P”

with 2 comments

Es inevitable que cada escena tenga su lugar de consagración. Durante los 80 en Madrid fue significativo un lugar underground (simbólica y literalmente) en el que cualquier cosa podía suceder, menos lo previsible. Al Espacio “P” se lo conoce como “el underground de La Movida”, según me cuenta Javier Piñango.

Lo que sucedió allí “no tenían cabida en las redes comerciales de las galerías ni en los museos y espacios culturales de las instituciones públicas”, como leemos en esta web dedicada a ese lugar mítico.

La creación del Espacio “P” estuvo inspirada en espacios como The Kitchen situado en el Nueva York de 1971, centro importante del movimiento Underground estadounidense por donde pasaron todas las bandas de la No Wave. O la Freie Universität en Dusseldorf (RFA). O la etapa del V2 cuando estaba instalado en una okupa en Hertogenbosch (Holanda); más adelante, en 1994, se trasladó a Rotterdam y allí se convirtió en un centro de arte multidisciplinar que sigue en activo, con el sobrenombre Institute for Unstable Media. Otro ejemplo es la desaparecida sala Metrònom en Barcelona.

¿De dónde viene la P?

Rosa Galindo y Pedro Garhel (fallecido en 2005) se dedicaban a la performance y buscaban un estudio en Madrid. Cuando lo encontraron, en el año 1981, lo llamaron Performance – Espacio Alternativo. De ahí, el nombre evolucionó a Espacio Alternativo P y, finalmente, Espacio P. Esa P ya no evocaba sólo a Performance, sino también a Polivalente. En esa polivalencia, en aquel espacio podían desarrollarse no sólo artes escénicas, sino musicales, audiovisuales, etc. Juntos formaron en 1983 el grupo de acción visual y sonora Depósito Dental.

Tan sólo algunos ejemplos de lo que se podía encontrar en el Espacio “P”: conciertos de Esplendor Geométrico, Depósito Dental, Mar Otra vez, Mil Dolores Pequeños o Clónicos. Performances que empezaban por P como “Potaje” de Carmen Luna, “Pluma” de Ewa Lyberten, “Ritual P” de Marisol González y Geraldine Waxkowsky, “Piromanía” de Francisco Felipe, “Peces” de Raúl Rodriguez y Javier Codesal, “Paquete” de Carmen P. de Diego, “Proyección” de Rafael Lamata o “Prueba” de Pedro Garhel. O exposiciones, como “4 Fotonovelas” de P. Almodovar, V. Encinas, C. Hernándo, C. Tarancón, o “En Torno a P: Pulpo, Política, Puta, Potaje”: Presentación de 40 artistas de diferentes medios.

Los cronistas

El coloquio que rescatará la historia y las anécdotas del Espacio “P” de la memoria de muchos que participaron allí estará presentado por Miguel Álvarez-Fernández y participarán, además de Rosa Galindo, el videoartista Juan Antonio Lleó y la crítica y comisaria de arte Karin Ohlenschläger.

Juan Antonio Lleó está especializado en arte digital y música electroacústica. En 1982 realizó en el Espacio “P” Programa2, una instalación con dos ordenadores y música electroacústica, banda sonora realizada con la colaboración del Laboratorio de Tratamiento de Palabra y Música (CSIC) para la Exposición En torno a “P”. Y un año antes, en el 81, fue profesor de las dos ediciones del Taller de Sintetizadores Analógicos que se celebraron en este espacio.

Karin Ohlenschläger fue codirectora del MediaLab Madrid cuando su sede estaba en Conde Duque (antes de MediaLab Prado). Entre 1986 y 1990 Karin Ohlenschläger formó parte de la gestión de Espacio “P”, y desde allí impulsó la creación del Vídeo Forum Internacional dirigido por ella y llevado a cabo en la sede del antiguo MEAC (Museo Español de Arte Contemporáneo) de Madrid. Cuna conocedora de la obra de Garhel, dirige el proyecto de investigación Pedro Garhel: arte de acción y lenguaje audiovisual, 1977-2005 en el CAAM (Las Palmas de Gran Canaria).

Pedro Garhel, que era canario, finiquitó su etapa madrileña en 1998 y el proyecto se trasladó a Tenerife, mutándose en Fundación [P], donde se siguieron realizando exposiciones, seminarios, acciones y tertulias.

Experimentaclub invocará las crónicas del Espacio “P” el domingo 3 de octubre, en la Sala Audiovisual de La Casa Encendida, a las 18:00. La entrada es libre y gratuita.

Coloquio sobre audiotravelling: polaroids y postales sonoras

with one comment

Lo hemos dado en streaming:

Coloquio de Audiotravellings

Coloquio de Audiotravellings

Después de ver el coloquio y de escuchar a Mit Borrás he entendido algo del arte sonoro con música diegética, así que he venido a la sala de La Casa Encendida que se ha convertido en nuestro saloncito, nuestro cuartel general, y he hecho un pequeño vídeo. El sonido que tenemos en el techo, tan extraño, hace que este sea el cuarto escenario, el escenario secreto, del Experimentaclub:

Written by Elenac

octubre 4th, 2009 at 7:24 pm