Experimentaclub/blog

En Experimentaclub te proponemos: Arte Oído

Músicas experimentales, arte sonoro y un poco de punk





Archive for the ‘i.r.real’ tag

México real

without comments

Hola. ¿Nos echabais de menos? Hemos estado conspirando en la sombra mientras vosotros os tostabais al sol. Y os traemos alguna noticia.

Los lectores de En un Experimentaclub recordarán -con regocijo- las famosas y polémicas Crónicas Mexicanas de Don Piñango en el país del tequila. Pues que se preparen por allí que Javier vuelve en pocos días (y por aquí esperamos que regrese para contarlo). Del 27 de septiembre al 2 de octubre se celebra en el DF el festival Radar Unam, subtitulado De exploración sonora, que es lo que nos gusta.

Javier Piñango participa con la conferencia Panorámica, producción y difusión del arte sonoro iberoamericano: estrategias para la segunda década del siglo XXI el jueves 29 de septiembre a partir de las 13:00, en la Sala Huehuecóyotl de la Escuela Nacional de México.

¿De qué hablará? En sus propias palabras, le citamos: “A partir de una breve revisión histórica y geográfica del arte sonoro iberoamericano, contextualizando el mismo y su evolución durante las últimas décadas, la charla se centrará especialmente en radiografiar el panorama artístico de esta disciplina en la actualidad, con atención a artistas, sellos discográficos, espacios, programaciones, festivales, etc, analizando también con actitud crítica y constructiva el estado de cuestiones como la producción y el reto de la difusión del arte sonoro en nuestros días. Todo ello en el ámbito iberoamericano y con especial atención también al español”.

Ya puestos a saltar el charco, también habrá música, además de palique. Piñango presentará en directo su reciente disco i.r.real . dos, el sábado 1 de octubre a partir de las 19:30 en el Auditorio del MUAC (Museo Universitario de Arte Contemporáneo).

¿Qué se escuchará en este live de i.r. real? De nuevo, nos remitimos a la fuente: “Secuencias y planos electrónicos, ritmo microscópico, ruido, choques y superposiciones sonoras aplicados a un pasaje siempre cambiante con la tensión como continuidad y elemento narrativo. Búsqueda de sonoridades diferentes a través de la edición y manipulación de muestras de audio de toda procedencia: digitales, grabaciones de campo, analógicas, samples, etc, modificando velocidad, afinación, ecualización, timbre, etc. No imagen, no distracción, no palabra, no música”.

Los discos de i.r.real (uno y dos) son obras libres que forman parte del catálogo de la netlabel exp_net y pueden descargarse gratuitamente desde aquí:

i.r.real . uno
i.r.real . dos

El cartel del Radar Unam inlcuye también a Morton Subotnick y Lillevan (Estados Unidos / Alemania), Fred Frith y Mike Patton (Inglaterra / Estados Unidos), Nobukazu Takemura y Koota Tanimura (Japón), Edu Comelles (España), Antonio Fernández Ros (México), Juan José Bárcenas y Carlos Iturralde (México) y Nueva Música Dúo (Miguel Ángel García, violín; José Luis Hurtado, piano) (México).

I r real dos #02 by experimentaclub

Written by Elenac

septiembre 23rd, 2011 at 1:31 pm

i.r.real, Javier Piñango se enfrenta al mundo en solitario

with one comment

Javier Piñango, director de Experimentaclub, presenta en vivo en Valencia su proyecto en solitario i.r.real, con un primer disco publicado en exp_net (netlabel de Experimentaclub): ‘i.r.real . uno’.  Secuencias y planos electrónicos, ritmo microscópico, ruido, choques y superposiciones sonoras aplicados a un pasaje siempre cambiante con la tensión como continuidad y elemento narrativo. Búsqueda de sonoridades diferentes: poco plug-in y mucho bisturí en la edición de muestras de audio de toda procedencia: digitales, grabaciones de campo, analógicas, samples, etc, modificando velocidad, afinación, ecualización, timbre, etc. No imagen, no distracción, no palabra, no música.

Lo podéis descargar aquí, es gratis y es libre.

El concierto valenciano tendrá lugar el viernes 11 de febrero a las 20h en OCTUBRE Centre de Cultura Contemporània (OCCC), (c Sant Ferran, 12), dentro del Ciclo ((VIBRA)). El precio es de 5 euros pero los socios de Acció Cultural del País Valencià entrarán por 4 euros.

Written by Elenac

febrero 9th, 2011 at 11:52 am

Posted in Otras noticias

Tagged with ,

Suena real pero es i.r.real

without comments

Exp_net, la netlabel de Experimentaclub, presenta el primer disco, de Javier Piñango con su proyecto en solitario i.r.real.

Piñango, 50 por ciento de Ankitoner Metamars, ha definido este nuevo proyecto como “secuencias y planos electrónicos, ritmo microscópico, ruido, choques y superposiciones sonoras aplicados a un pasaje siempre cambiante con la tensión como continuidad y elemento narrativo”.

En cuanto al método y las intenciones, el músico explica que hay una “búsqueda de sonoridades diferentes: poco plug-in y mucho bisturí en la edición de muestras de audio de toda procedencia: digitales, grabaciones de campo, analógicas, samples, etc, modificando velocidad, afinación, ecualización, timbre, etc”.

En resumen: “No imagen, no distracción, no palabra, no música”. No apto para oídos sensibleros, con el tradicional macarrismo punk que dirige las vías de experimentación del ex Mil Dolores Pequeños, es preciso descargar este disco, que es gratuito, para rebozarse en una buena dosis de angustia post-post-post-industrial del siglo XXI.

Aquí los datos:

javier piñango
i.r.real . uno
exp_net exp15lp
madrid – octubre 2010
free download: www.experimentaclub.com/exp_net/expnet015.htm

Written by Elenac

noviembre 23rd, 2010 at 6:00 pm

Crónicas mexicanas a 16 pisos de altura (fase 1)

with 2 comments

Escribo desde la habitación 1622 del hotel Meliá Reforma. Sí, a 16 pisos de altura y con un enorme ventanal tras de mí desde el que se ve una buena parte de la ciudad de México. Aunque claro, cuando digo “una buena parte” lo digo en términos europeos…, o mejor dicho, en términos españoles. Lo que se ve desde aquí sería más o menos la ciudad de Madrid en casi su totalidad. Y eso es sólo una quinta parte de este monstruo inquietantemente seductor y cabrón que es Ciudad de México. Imposible de describir. Lo hablaba en algún momento de la última semana con Jorge Haro, compañero de aventuras sonoras en este viaje volcánico: esto es lo más parecido a un tripi en loop permanente que uno pueda imaginar. Una ensaladilla en technicolor estridente llena de sonidos, olores, visiones irreales, colores y… sí, helicópteros: lo juro, en media hora acabo de ver como dos helicópteros pasaban a escasos metros de la ventana de mi habitación para ir a posarse en alguna de las azoteas que hay ahí un poco más abajo. Increíble. Y estoy sobrio amigos, aún no he probado el alcohol (hoy).

Ahora mismo son las 17:06 hora mexicana, 7 horas más en España. Jueves, 18 de Marzo. Jorge Haro y yo aterrizamos en este país diabólicamente sugestivo hace poco más de una semana. Doce horas de vuelo desde Madrid (y 3 chicles de nicotina). Precisamente aterrizando es cuando uno ya tiene la sensación de estar penetrando en otra realidad. 30 minutos, ni más ni menos, sobrevolando México DF antes de descender a pista dan una idea aproximada de las dimensiones gigantescas de esta ciudad, engullidora de gente, coches, máquinas y del propio aeropuerto, secuestrado por sus cuatro lados por casas y casitas que uno ve desfilar a toda velocidad junto a la pista de aterrizaje.

Día y medio en Ciudad de México: miércoles 10 y la mañana del jueves 11 de Marzo. 2.300 metros de altura. Parece que no se nota. Pero sí se nota. Tiempo para comer en la Casa de los Azulejos, caminar Avenida Juárez arriba y abajo y alucinar literalmente con esa cosa enorme y atiborrada de gente y adrenalina que es el Zócalo. Y tiempo para tomar un par de taxis surrealistas: el primero con intento de timo incluido (¿cambio de 100 con un billete de 5 pesos cuando no existen los billetes de 5 pesos y además el cambio era de 100? ¿ehhhhh?) y el segundo simplemente grandioso con un chófer parlanchín que en menos de 15 minutos nos contó 500 millones de historias superpuestas entre sí.

morelia

Morelia

Jueves 11 de Marzo. 300 kilómetros al noroeste está la ciudad de Morelia. 4 horas de bus de luxe con wi-fi y asientos dignos de business class incluidos. Cambio de chip automático. Morelia es un bombón con sabor a guacamole. Minúscula: sólo seiscientos y pico mil habitantes… Hey, no olviden que el DF suma más de 18 millones de habitantes!!! En Morelia, Estado de Michoacán, pasamos tres días balsámicos. Es una ciudad sorprendente en la que la piedra es protagonista de suelos, paredes y edificios: iglesias, conventos, monasterios… Buena parte de ellos reconvertidos (sí!!!) en centros de arte, conservatorios, museos… Sabia decisión esa. Por momentos, si no fuera por el olor a maíz que lo llena todo y por los tequilas Don Julio reposado (amigos, ¡qué elixir de dioses!) hasta podría uno pensar que está callejeando por una ciudad castellana de esas que tienen también mucha piedra: Salamanca, por ejemplo. Pero no, esto es México en estado puro. México del siglo XXI con aroma a narcos. Michoacán ha estado últimamente presente en los diarios por las guerras de narcos y las batallas políticas que suelen acompañar, también, a la galaxia narco. Así que uno imagina al llegar que va a encontrarse poco menos que con un batallón de francotiradores pasándose por las metralletas a todo bicho viviente. Y no, lo que uno tiene delante son plazas arboladas y acogedoras, agradables terrazas, soportales llenos de restaurantes y música en cada esquina. ¿No hay balas silbando? Pues no. Al parecer los enfrentamientos entre narcos son cosa de la provincia. De modo que nada mejor que disfrutar estas noches de primavera perpetua bebiendo tequilas (sí, ya lo sé, es redundante pero coño, es lo que hay) a la luz de la luna (es lo que tienen las rancheras mexicanas). Y acabar más o menos borracho sin terminar de estar borracho: ese don único que posee el tequila.

jp y rodrigo sigal

Con Rodrigo Sigal

El viernes 12 de Marzo es día de conciertos. Inciso: además es mi cumpleaños y no, no diré cuántos caen, jódanse. Al grano, en Morelia está el CMMAS (Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras). Juro que me encantaría tener en Madrid o en dónde sea de esa cosa llamada España un Centro así. Chapeau. Tras el CMMAS está Rodrigo Sigal, artista sonoro mexicano que dirige con acierto, compromiso y buen hacer a un equipo de gente competente y receptiva: gente de esa con la que da gusto de verdad trabajar. El Centro programa conciertos, residencias y talleres además de llevar a cabo publicaciones de primerísimo nivel. Conciertos de entrada libre en un auditorio muy bien equipado y ante un público numeroso, atento, respetuoso con el artista, curioso (esa cualidad que cada vez valoro más). Allí el viernes pasado (12 de Marzo) ofrecimos sendos conciertos Jorge Haro y yo. En mi caso presentaba mi nuevo proyecto en solitario: i.r.real. En el caso de Jorge un concierto audiovisual lleno de matices e intervalos en los que cruzaba diferentes episodios de su produción audiovisual. En mi caso acabé especialmente contento ante las posibilidades de un proyecto que está en fase de rodaje y que cubre una parcela más de eso que quiero hacer que aún no estaba abarcado por mis otras aventuras sonoras: Druhb, Ankitoner Metamars y Klang!. En el caso de Jorge me pareció sinceramente una de sus mejores apuestas en vivo de cuantas le he visto hacer hasta ahora. Grandes momentos.

sede del cmmas - morelia

El CMMAS de Morelia

la corrala del hotel

Mi hotel con corrala deluxe

14 de Marzo y vuelta al DF y a este hotel enoooooorme. Aunque antes, el día anterior, tuvimos el gusto de visitar a Silvana y Francisco Colasanto, compositor y artista sonoro argentino  vinculado al CMMAS, en su casa de las afueras de Morelia. Gran comida y enamoramiento canino entre Lola (la perra de Francisco y Silvana) y el señor Haro.  Sin comentarios. Pero estábamos de vuelta en Ciudad de México y en este hotel, cuatro estrellas de luxe… aunque muy raro. Sí, es…, no sé muy bien cómo explicarlo, un tanto extraño: más de veinte pisos se asoman al grandísimo hall interior como si esto fuera una mega-corrala del barrio de Lavapiés. Pero eso sí, a tope de ornamentación dorada. Por ahí cuelgan también cuatro ascensores totalmente acristalados ideales para asomarse y sentir una punzada de vértigo. No lo puedo evitar, me recuerdan a aquellas imágenes de El coloso en llamas con los ascensores colgantes ardiendo y cayendo llenos de gente que grita y se cae y aullan como posesos y bla, bla, bla. Así que imagino por un instante lo que un bonito terremoto, sismo en mexicano, podría hacer en este hotel que por las noches ofrece en uno de sus salones actuaciones en directo y copas a granel. Por ejemplo un trío de simpáticas y neumáticas señoritas, dos cubanas y una de Veracruz, pueden obsequiarte con un selecto repertorio de canciones norteñas, salsa y lo que sea a base de contoneos de caderas. Pero lo mejor, el artista estelar, es un tipo gris y con cara de aburrido que se sitúa tras ellas en el escenario, sentado ante un reproductor de CDs, que disco en mano va cambiando las bases musicales para cada canción. En el escenario!!! El tipo no para de mascar chicle y poner cara de asco mientras mira el disco que tiene que poner, se equivoca, lo cambia y vuelta a empezar. Tremendo.

Con Manuel Rocha Iturbide

En el foro de programadores

Lunes 15 de Marzo y cena+tequilas con el señor Manuel Rocha Iturbide. Genio y figura. Rocha es conocido en estas páginas porque estuvo presente en el pasado Experimentaclub. Artista sonoro mexicano muy grande que tiene el plus de ser un auténtico personaje. Tres horas con él dan para veinte mil historias a cuál más delirante. Es fantástico. Ideal una velada con Rocha para preparar etílicamente una mañana de trabajo el día 16. Se trata del Foro Internacional de Programadores de Artes Escénicas y Música que el Festival de México ha organizado como actividad paralela a todo el festival (que incluye también al festival de música experimental Radar). En este Foro participo como director de Experimentaclub en una mesa centrada en modelos de financiación, patrocinios, etc. Bueno, un tema un tanto duro y farragoso para desarrollar en una mañana en la que a las 9, con las ojeras a cuestas, nos recogen en el hotel para llevarnos a un centro cultural de la Universidad. El café hace milagros y sorprendentemente consigo explicar qué es y cómo funciona a este respecto Experimentaclub y proyectos compartidos como Experimentaclub LIMb0. Moderando la mesa está José Wolffer, director del Festival de México, y compartiendo micrófonos y comentarios los responsables de festivales como Santiago a Mil (Chile), el Festival Internacional de Teatro de Buenos Aires, Festival de Holanda, Via Scena Contemporanea (Italia) o el Festival Cervantino de México. También se encuentran los responsables del Festival Internacional de Música y Danza de Granada, el Festival Teatro Container de Valparaíso (Chile) y Eric Namour del No Signal Festival (Londres), sin duda el que más tiene que ver con Experimentaclub (aparte por supuesto de Radar) por su dedicación al sonido y la música experimental. Pero también por la actitud de su trabajo. También, a otro nivel, me parece muy interesante la iniciativa de Valparaíso (Festival Container).

Bien, hasta aquí este primer informe apresurado y de redacción automática. Don Julio, ese elixir de dioses, insisto, está presente de principio a fin, ténganlo en cuenta. Pronto más: Klang! en vivo en el Cóctel de Radar, presentación de Experimentaclub LIMb0, concierto de Jorge Haro…

Y mira el álbum de fotos completo de las crónicas mexicanas.