Experimentaclub/blog

En Experimentaclub te proponemos: Arte Oído

Músicas experimentales, arte sonoro y un poco de punk





Archive for the ‘Ferran Fages’ tag

Aprender a improvisar

without comments

Los que no tenemos ni idea de esto creemos que o aprendes o improvisas. Así que cuando te encuentras un taller en que te enseñan a improvisar te das cuenta de que hay algo que no te encaja.

Pero no es así, la improvisación es un género y, a pesar de ser libre, tiene sus reglas. Y en España cuenta con un maestro, que es Ferran Fages. Los comisarios de Arte Oído pensaron en él para impartir un taller de improvisación en el contexto del festival celebrado en CaixaForum.

Decidí colarme, junto a la fotógrafa Céline Gesret, en la última sesión del curso, casi sin pedir permiso. Abrimos la puerta del aula y nos encontramos en medio de un improvisado concierto, sesión práctica del taller, con nosotras como único público.

Los músicos estaban repartidos en las esquinas del aula, alejados lo máximo que les permitía el espacio unos de otros. En una de las paredes hay una proyección con algunas frases a modo de claves: “mismos músicos en diferentes lugares, ¿mismo resultado?”, dice la primera. Al leerlo, vuelvo a mirar a las cinco personas que ahora mismo están en el aula. Hay una en cada esquina y una más sentada en una de las líneas del cuadrado, escuchando con los ojos cerrados y envolviendo la cabeza con un chal.

Sigo leyendo. “Aspectos acústicos: cómo el espacio afecta al sonido, la amplificación. Aspectos políticos: el escenario, el público. Palabras clave: producto musical, tocar con/contra el espacio, ruido”. El cuadrilátero en el que trabajan estos músicos es un sitio inhóspito, pienso. Es la misma habitación donde tienen lugar las conferencias y los coloquios. Parece más un sitio donde escuchar que un lugar en el que emitir. Hay hierro y cristal. Hay sillas retiradas y apiladas. Hay un poco de madera.

Taller de improvisación libre

La mujer que se cubre con el chal y que aparentemente no participa de la música de manera activa cambia de postura y se gira dando ostentosamente la espalda a otra mujer que usa su voz amplificándola con un micrófono especial. Imagino sus cuerdas vocales retorcidas. No llamaría cantar a lo que hace. Más bien parece que toca con la voz como si fuera un instrumento de cuerda más. Sostiene un platillo en la mano y se lo acerca a la boca para que la su voz reverbere.

Taller de improvisación libre

Desde otra esquina, un hombre frota un vaso de cristal contra un rastrillo de metal. Algunos de los instrumentos, salvo la guitarra de Fages o componentes sueltos de una batería, fueron pensados para un uso diferente del musical. Pero aquí están. Les sirven. No solo son baratos, requieren también de una alteración de las reglas, de imaginación, ensayo, error.

Taller de improvisación libre

En la esquina más cercana a la mujer del platillo, un joven toca una guitarra de juguete, hecha de plástico, conectada a un pequeñísimo amplificador. Se llama Mateo Mena. Aunque viene de una formación clásica, admite que se considera abierto en cuanto a la introducción de una cierta libertad a los intérpretes en las partituras. Se le ocurrió inscribirse en el taller y viajar a Madrid para asistir ya que venía relacionándose últimamente con gente del mundo de la improvisación y quería adentrarse en ella. Pero nos confiesa, una vez terminado el festival, que no lo disfrutó demasiado: “Lo que nos brindó Ferran estuvo bien, la oportunidad de improvisar con una serie de personas desconocidas tuvo hasta cierto momento su gracia, pero no sé… No se abordó de la forma que imaginaba, me esperaba una manera más didáctica, con ejemplos de diversos planteamientos”, reflexiona críticamente. “Al final si los improvisadores no se preocupan por crear algo juntos llegamos a un anarquismo casi peor que la dictadura de la música tonal. Esto es lo que deberíamos haber intentado, a mi juicio”.

Taller de improvisación libre

Javier Galdona está dando también sus primeros pasos en el arte sonoro y admite que ha aprendido más de lo que esperaba en el taller. Disfrutó, nos relata, no solo con las prácticas de improvisación sino con las conversaciones con los compañeros y con el maestro Fages. “Desconocía el mundo de la improvisación sonora y siendo sincero, tenía dudas sobre si realmente me iba a interesar, si sacaría buen provecho del taller y de si me iba a encontrar cómodo o fuera de lugar. Por todo esto supuso un reto para mí apuntarme y la verdad es que he sentido mucha satisfacción al terminarlo. Me apunté por descubrir algo nuevo y ya en los primeros minutos del primer día, tras hablar un poco con los compañeros y con Ferran supe que había acertado y que sería una experiencia muy positiva, enriquecedora y de la que podía sacar buen provecho a la hora de aplicar en mi propia música lo aprendido durante el taller”.

Taller de improvisación libre

“Lo que más valoro dentro de lo aprendido -continúa Javier- y lo que mejor he recibido es el concepto de música y de improvisación sonora de Ferran Fages. Ha sabido transmitir muy bien sus ideas o al menos a mi sí me han llegado y creo haber entendido bien su propuesta y su forma de entender la improvisación sonora. Es un punto de vista muy personal y diferente que me gusta y con el que coincido en gran medida. Da mucha importancia a la escucha, al espacio, al momento, a la responsabilidad, a no seguir ningún tipo de patrón… entre otros, puntos que valoro. Y por supuesto y sobre todo, su forma de entender la improvisación y la música me abre nuevas puertas y nuevos horizontes para seguir mi propio camino“.

Tal como nos cuenta Javier el grupo era heterogéneo, por lo que lo natural es que a unos convenza y a otros no tanto. También le hemos preguntado a otra de las participantes, Marta Sainz, por su experiencia, que ha calificado de “muy interesante”. Marta conocía y admiraba la obra de Fages y quizá fuera eso lo que la abocara a inscribirse en esta pequeña aventura sónica. “Su experiencia y generosidad a la hora de impartir el taller han sido claves para un resultado altamente positivo”, valora.

Taller de improvisación libre

Written by Elenac

julio 3rd, 2012 at 11:19 pm

Luz y volumen

without comments

Las pruebas de sonido ayer fueron todo un reto, especialmente para los técnicos de CaixaForum. Un saludo desde aquí. Ayer sudaron. Mientras los miembros del grupo L’Eix se volvían locos intentando encontrar qué imperceptible error estaba creando un zumbido, uno de los técnicos comentaba “nosotros es que estamos más acostumbrados a sonorizar congresos aquí”. Y esto no solo era un concierto, sino un concierto muy raro. Pero lo hicieron genial.

Oriol Rosell durante la prueba de sonido de L'Eix

L'Eix en concierto

Unas lámparas de doble bombilla con las que tu padre iluminaría un garaje en los años setenta colgaban de unos pies al frente del escenario. Oriol Rosell, componente del trío, explicaba después que eran bombillas analógicas, las más simples, las que ya no se hacen ni se encuentran. Un resquicio de otro mundo instalado en un sistema muy de este. Su compañero Julià Carboneras programa un software que enlaza los volúmenes de las pistas de todo lo que se toca en el escenario con la intensidad de la luz de las bombillas. Si Ferran Fages punteaba su guitarra sutilmente, veíamos una cálida luz en las lámparas de los extremos. Si rasgaba con intensidad, el sistema nos cegaba. Y lo mismo ocurría con las preciosas texturas electrónicas que Oriol y Julià disparaban desde sus portátiles.

L'Eix en concierto

Written by Elenac

mayo 26th, 2012 at 1:09 pm

Entender la improvisación sonora en cinco vídeos

with 2 comments

Ferran Fages es uno de los artistas sonoros más importantes de nuestro país, además de un referente en cuanto a improvisación libre. Toca guitarra, objetos resonantes, tocadiscos y electrónica (mesa de mezclas “modificadas”, micros de contacto y osciladores). Tenemos la suerte de poder incluir en la programación de Arte Oído un taller con él de nueve horas repartidas en tres día, dirigido a músicos y artistas sonoros. El precio es de 30 euros y las plazas están limitadas a 12.

Más abajo os cuento cuál es el programa, ya que antes quiero presentaros un código fuente sonoro seleccionado por el propio Fages. Le hemos pedido que nos seleccione cinco vídeos con los que aproximarnos a la improvisación. Los comentarios a pie de vídeo son suyos.

1. Jimi Hendrix: Wild Thing (Live At Monterey)

Una buena manera de empezar. Poco musical también.

2. John Cage: Sonata V

No tan lejos se hacían otras cosas.

3. Keith Rowe: a-lone (Live 2001)

La continuación de la irreverencia: con un poco más de inteligencia.

4. Derek Bailey (1983)

El que más supo y se fue con ello…

5. Michael Johnsen (Live 2009)

Solo él sabe o no lo que podría pasar..

¿QUIERES APRENDER?
Sí después de haberle dado cinco veces al play os han entrado las ganas de apuntaros al taller podéis hacerlo en el teléfono 91 330 73 23, más info aquí. Este es el programa:

Parte teórica (3 horas)
- Explicación del concepto de improvisación libre, cómo se desarrolla, maneras de entender y proceder.
- Cómo se han aplicado nuevas técnicas de preparación de instrumentos acústicos y consideraciones del espacio en la práctica de la improvisación.
- Taller de escucha: cómo la escucha y percepción puede abrir la capacidad de construcción del “hecho sonoro”.

Parte práctica (6 horas)
- Exploración desde el punto de vista instrumental: replanteamiento del instrumento como fuente de producción sonora.
- Cuestiones sobre toma de decisiones y responsabilidad en la improvisación.
- Qué significa improvisar a nivel individual y a nivel colectivo.

Written by Elenac

mayo 18th, 2012 at 6:00 pm

Posted in Arte Oído

Tagged with ,